Los remedios de la abuela

Ha llegado una epoca en la que todos estamos sin dormir, nerviosos, con el humor precisamente poco amigable... ¿y a qué se debe? a que nuestros queridos profesores nos hacen la vida imposible con examenes y más examenes, y muchos de ellos sin saber por donde cogerlos, con lo cual deberias tener la mente despejada para poder echarle un poco de imaginación y al menos poder poner algo. Pero esto es imposible, tu mente esta tan saturada de conceptos de mil asignaturas (para que luego de esos millones de conceptos no te pregunten ninguno) que no puede pensar más que en ellos, con lo cual, examen suspenso y otro año más en la universidad.

Pero siempre hay remedio para todo. Muchos de nosotros pensamos que los complejos vitaminicos que encontramos en las farmacias nos van a ayudar a aprobar, que son las pastillas magicas de la sabiduria. En mi opinión simpre es mejor recurrir a los viejos trucos de la abuela, ya todos conocemos eso de que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Pues bien, una entre tantas de las "pociones" que las abuelas conocen, es la infusión de oregano, te relajará, te ayudará a concentrarte en el estudio, y llegado el día del examen te dará tranquilidad y podrás tener más imaginación para esas asignaturas que tu creías haber cursado pero que se debieron de equibocar en tu matricula.