Elecciones 2011

Lo que aquí sigue no pretende ser crítica hacia nadie.

El pasado viernes a las 00:01 se abría la veda de la campaña electoral. Desde entonces hemos podido ver nuestras ciudades, pueblos, calles… empapeladas, literalmente, con candidatos de los distintos partidos. A parte, la publicidad televisiva, radiofónica y propaganda individual que nos llega a los buzones de nuestras casas. ¿Cuánto dinero puede suponer una campaña electoral? ¿Y si la multiplicamos por la cantidad de partidos que hay? ¿Realmente es necesario tanto despliegue?

Y todos hablan de lo mismo, un país mejor, porque Fulanito lo ha hecho muy mal y Menganito lo puede hacer mucho mejor. Sus campañas electorales se basan en tirar por tierra al contrincante ¿no tenemos méritos para ganar por nosotros mismos sin pisar al adversario?

Partidos tan dispares pero que todos buscan un mismo fin, ganar, pero la pregunta es ¿para qué?