El rascacielos de los mil metros

El rascacielos Kingdom Tower se convertirá en el edificio más alto del mundo a finales de esta década.

La Kingdom Tower amenaza con destronar, y nunca mejor dicho al que hasta ahora es el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, con una altura de 828 metros. La futura torre, que alcanzará los 1007 metros, batirá todos los récords de ingeniería y edificación.

La ciudad de Yeda, en Arabia Saudí albergará el rascacielos más alto del mundo.

El proyecto lleva siendo pensado desde el año 2000 pero no fue hasta el pasado año 2013 cuando se pusieron en serio los propietarios de la futura torre y las constructoras para empezar a ejecutarlo.

Todavía los datos no son muy claros, pero se habla de un coste superior a los 1000 millones de dólares, de 1000 metros de altura que pueden variar, de poseer los ascensores más rápidos del planeta y de alojar un hotel, apartamentos de lujo, oficinas y un mirador en su parte alta, todo esto repartido en 320.000 metros cuadrados.

Las 167 plantas, los 59 ascensores y los cientos de miles de metros cúbicos de hormigón utilizados verán la luz previsiblemente en la ciudad saudita en 2019. Los cimientos, que ya han empezado a ejecutarse, llegarán a una profundidad de más de 100 metros.

Se prevé construir además una urbanización de lujo a los pies de la Kingdom Tower llamada Kingdom City.

 

La pelea por tener el edificio más alto del mundo continúa.

Kingdom Tower, un desafío cerca del cielo: esta torre medirá más de un kilómetro

Comienza la construcción del nuevo edificio más alto del mundo