La especie humana ya se peleaba hace 126.000 años

Desde sus más remotos inicios, la especie humana no ha podido reprimir su agresividad.

 El estudio del cráneo de un individuo de hace 126.000 años, hallado en la provincia china de Guangdong confirma que el boquete de 14 centímetros que tenía no es fruto de un accidente, sino de una pelea con un congénere en la que recibió un fuerte golpe con un objeto pesado. El estudio, publicado por la revista 'Proceedings of National Academy of Science' (PNAS), apunta a que la herida fue realizada con un arma roma. “Es posiblemente el ejemplo más antiguo de agresión documentada en nuestra especie”, afirma Lynne Schepartz, de la Universidad del Witwatersrand (Sudáfrica), uno de los comentarios de autores del artículo. La buena noticia es que la herida curó, lo que indica que alguien tuvo que cuidar al hombre y proporcionarle comida mientras sanaba”, señala el investigador.

          El cráneo de Maba, que así se llama la pieza, fue hallado en 1958 por unos campesinos. Con anterioridad se han encontrado heridas en restos de neandertales y otros homínidos, pero no se sabe si fueron accidentes de caza o agresiones. También se sabe que los neandertales practicaban el canibalismo, así que agredían a otros individuos para comérselos, pero en este caso es la guerra por la guerra y eso marca la diferencia", explica el paleontólogo Jordi Agustí, del Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).