Premio Príncipe de Asturias para los héroes de Fukushima

Los héroes de la lucha contra la crisis nuclear en Fukushima provocada tras el tsunami que hace seis meses dejó en Japón 15.800 muertos y 4.000 desaparecidos, reciben el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

 

Para recibirlo se han personado en Oviedo dos policías, dos militares y un jefe de bomberos que entraron, junto a otras 200 personas, en el perímetro que tuvo al mundo en vilo durante varios días de marzo. Lejos de considerarse “Héroes de Fukushima”, como les define el jurado de los Príncipe de Asturias, Toyohiko Tomioka, bombero al mando de las operaciones para tratar de enfriar los reactores en aquellos momentos de lucha contra la radiación, explica que “parte de la cultura de Japón es que cuanto más terrible es la situación, más da uno de sí mismo”.
 

Concretamente a él, le tocó entrar en un coche blindado contra radiación en la central para decidir donde pondrían las estructuras para disparar los chorros de agua con los que enfriar el reactor dos. Como por su blindaje el vehículo tenía una visibilidad muy reducida, aunque estaba prohibido, salió del vehículo para identificar el punto adecuado. “No tuve miedo y mis compañeros tampoco. Simplemente sentí la obligación moral, como persona y como trabajador, de llevar a la práctica todo lo que he aprendido y estudiado. Teníamos que defender nuestra patria”, ha afirmado.