TertioMillennio.es

Luis Antequera

Artículos de Luis Antequera.

            Tal día como hoy pero de 1972, despega de Cabo cañaveral el Apolo XVII, última misión de la NASA que culmina con la presencia de un hombre en la luna, convirtiendo a Eugene Cernan en el último hombre hasta la fecha en pisar la luna. Y en 1941, hace pues 70 años, la aviación japonesa ataca y destruye sin previa declaración

 

Leer más:Hoy 7 de diciembre no es un día cualquiera

 

           El ministro de educación se propone imponer que en las comunidades que tengan dos lenguas y no se imparta educación en español (es decir Cataluña, dejémonos de eufemismos) el gobierno de la región tendrá que pagar clases privadas en la lengua común de los españoles a aquéllos alumnos que así lo exijan.

            La medida supone un soberbio disparate. Un error mayúsculo que todavía estamos a tiempo de parar y que desde aquí, pido al Gobierno no cometa.

 

Leer más:Del grave error del Gobierno al obligar a las autonomías a pagar profesores privados para las...

 

            Yo también me felicito como Javier Angel tanto de iniciar esta bella aventura editorial que se llama Tertio Millennio, como de hacerlo justamente con él, con quien ya comparto otras maravillosas aventuras en el campo de la comunicación y con quien me une nada menos que “la amistad”, así sin adjetivos, la amistad no los precisa.

            Y para festejar tan fantástica efemérides, voy a hacerlo igualmente con una noticia que me llena de satisfacción, y que espero que se corresponda en adelante con una conducta cotidiana, y no quede en bonita fotografía para una noticia de un día en un periódico.

 

Barco con banderas espaolas

 

imágen: Buques de la Armada Española.

Leer más:Barco de la Armada española revisa que los pesqueros catalanes porten la insignia nacional

 

            De la manera más tonta.

            Ayer por la tarde, en el colegio de esa niña de la que hablo echaban una obra de teatro que representaban los alumnos y los profesores del cole. La niña fue a verla acompañada de su madre. Nada más llegar, en el abarrotado salón de actos, la mamá de esa niña buscó un sitio para estar las dos juntitas, y aunque le costó mucho encontrarlo, al final lo consiguió. Pues bien, según lo había conseguido, la niña vio a unas compañeras de su clase que habían ido igualmente a ver la obra y la llamaron para que se sentara con ellas: ¿pueden Vds. imaginar el tiempo que tardó esa niña en abandonar a su madre y largarse con las amigas? La madre no volvió a verla en todo el tiempo que duró el espectáculo.

Leer más:Ayer una niña de 12 años me explicó lo que ha sucedido en Cataluña