TertioMillennio.es

 

Lo que nos parece más sencillo del mundo que nos rodea, es en realidad lo más desconocido e incomprensible para los científicos, por ejemplo el tiempo.

Aún estoy esperando que alguien defina el tiempo. Aunque no se lo crean ustedes en pleno siglo XXI nadie ha sido capaz de redactar una definición completamente satisfactoria.

 

Se podría resumir en que no lo podemos definir, porque no lo apreciamos, apreciamos sus efectos, los cambios que se producen según pasa el tiempo, pero eso no es el tiempo, esos cambios no ocurren si no transcurre el tiempo, pero el tiempo no son esos cambios.

Todo se complica cuando resulta que el tiempo no transcurre igual en todas partes, por ejemplo el campo gravitatorio afecta al paso del tiempo, eso hace que los relojes de los satélites GPS tengan que ser ajustados varias veces al día, porque el tiempo allá arriba no transcurre igual de deprisa, hay poca diferencia realmente, pero suficiente como hacer que los GPS tengan errores muy grandes (varios kilómetros al día) si no se sincronizan los relojes. En distintos lugares del universo, el tiempo transcurre a distinto ritmo, pero siempre hacia adelante, nunca hacia atrás, de hecho hay varias paradojas que demuestran que no se puede, ni se podrá viajar atrás en el tiempo.

Aún se complica todo más si nos preguntamos ¿qué había antes del Big Bang (la creación de todo a partir de nada)?. Aunque parezca sorprendente, por no haber, ni siquiera había tiempo, el tiempo se crea en el mismo Big Bang, por eso ni siquiera la pregunta de que había antes es correcta. Eso si, el tiempo tuvo un comienzo, pero puede que no tenga un final, es decir puede que no termine nunca (la ciencia no asegura nada a ese respecto).

Y ese tiempo que no sabemos que es, que no sabemos definir, no ha transcurrido al mismo ritmo en todo momento, ni transcurre al mismo ritmo en distintos lugares.

 

¿UN CONTÍNUO?

Si nos preguntamos si el tiempo es contínuno discontínuo, a simple vista parece contínuo, pero en el mundo real ¿que es contínuo?, por ejemplo la carga eléctrica parece contínua, pero no lo es, dada una carga eléctrica, la mínima carga que puede añadírse o quitarse es la de un electrón, es decir parámetros fisicos que parecen contínuos, en realidad son discretos.

Por otro lado, el tiempo se manifiesta por los cambios; en algún lugar del universo se producirá el cambio que necesite el menor tiempo posible, si nada más ocupa un tiempo menor, existe un contínuo en el tiempo, o se produce por intervalos, quizás submúltiplos de ese tiempo.

No olvidemos que existe el tiempo de planck, del cual se dice es el tiempo mínimo del tiempo discontínuo, en cualquier caso es muy difícil de demostrar, porque es un tiempo tremendamente pequeño.

 

No me queda más remedio que concluir que del tiempo, sólo se que no se nada, aún más, se que nadie sabe nada, y si lo sabe que lo diga.